Date un buen gusto sin remordimientos

Hacer dieta para bajar o mantenerte en tu peso ideal siempre resulta ser muy difícil y mas hoy en día con tantas opciones deliciosas para comer y por lo general una alimentación baja en grasa no resulta ser tan atractiva al paladar.

Comer saludable no tiene que ser precisamente una tortura o un sacrificio, ya que hay muchas combinaciones sanas y deliciosas que puedes disfrutar sin remordimiento. Si te encuentras entrenando o a dieta y quieres darte un buen gusto, aquí te mencionare varias recetas fitness para adelgazar  que sencillamente son muy deliciosas.

Panqueques de avena con cambur y chocolate

Una de las cosas que más provocan cuando se está siguiendo una dieta es comer dulce y más chocolate, pero bien se sabe que los chocolates tienen un alto contenido de grasa y calorías, pero aquí te mostrare como disfrutarlo de una forma saludable.

  • Para esta receta necesitas una taza de avena en hojuelas, 2 cambures maduros, una pizca de sal, media cucharadita de aceite de oliva y una barra de chocolate puro 70% chocolate como mínimo ya que poseen menos calorías y más beneficios a la salud.
  • En una mezcladora vierte la avena, la pizca de sal, un cambur, agrégale un poco de agua para hacer la mezcla un poco más liquida y finalmente agrega la barra de chocolate, pero no la dejes mezclar mucho tiempo para que disfrutes de trozos enteros.
  • Calienta un sartén a máxima temperatura y agrégale la media cucharadita de aceite de oliva para que no tengas problemas al cocinarla.
  • Vierte una porción muy delgada de la mezcla en el sartén, no es necesario cubrirlo completo, solo el centro y extiéndelo todo lo que puedas.
  • Déjalo cocinar 2 minutos por ambos lados, retíralo del fuego, déjalo enfriar uno minutos y rellénalo con el cambur que te quedo por fuera picado en trozos, luego dóblalo en dos partes y disfruta de este delicioso panqueque a muy bajas calorías, lleno de energías y sabor.

Pechuga de pollo con espinacas y queso

Una receta sumamente deliciosa y baja en grasa que te dejara satisfecho y sin remordimientos.

  • Tan solo necesitas una pechuga de pollo mediana, espinacas frescas, queso ricota, una cucharadita de aceite de oliva, dientes de ajo, pimienta y sal al gusto.
  • La preparación es muy sencilla, tritura el ajo y marina la pechuga de pollo al menos dos horas con este, la sal y la pimienta, esto para que tome mayor sabor.
  • Rellena la pechuga con la espinaca y el queso ricota, calienta un sartén a máxima temperatura y vierte el aceite de oliva para sellar bien la pechuga.
  • Agrega la pechuga al sartén y déjalo cocinar 5 minutos por cada lado, luego retíralo y continúa la cocción al horno por 15 minutos más.
  • El resultado será una pechuga de pollo llena de nutrientes, con un gran sabor y una textura inigualable creada por acción del queso y las espinacas humedeciéndola y dándole aún más sabor.

Leave a Reply