El hipo, causas y remedios

El  hipo es un fenómeno que experimentamos en cualquier etapa de nuestra vida, desde que somos un pequeño feto hasta en la edad avanzada, y consiste en la contracción brusca del diafragma o músculo que hace posible la respiración, es decir el músculo baja de forma inusualmente rápida, lo cual causa la entrada violenta de aire y el cierre de las cuerdas vocales dando como resultado el particular sonido “hip”.

Según estudios médicos, el hipo aparentemente no cumple ninguna función inmunológica como es el caso de los estornudos, la tos o el vómito por ejemplo, pero si puede llegar a ser señal de problemas gástricos, metabólicos, torácicos, neurológicos entre otras enfermedades, si se observa de manera persistente.

¿Por qué nos da hipo?

El hipo no es más que un trastorno benigno y pasajero dependiendo de las causas que lo provoquen. Al respirar nuestro diafragma desciende para permitir la entrada de aire a los pulmones, y desciende para posibilitar su salida pero, en ocasiones estos movimientos se ven alterados y se ejercen de manera brusca provocando así lo que conocemos como hipo.

Este trastorno puede ser causado por diversas razones que van a determinar su intensidad y duración, como es el caso de la presencia de alteraciones patológicas pero, por lo general se trata de un simple movimiento involuntario que no afecta por más de unos cuantos minutos, y por causas simples como por ejemplo ingerir alimentos muy rápido.

Entre las causas más comunes que provocan el hipo se encuentran:

  • Comer más de lo necesario. Este trastorno es común y constante en personas obesas.
  • Comer demasiado rápido. Las personas que llevan un ritmo de vida agitado suelen padecer de este trastorno frecuentemente.
  • Beber demasiado alcohol. Aquellos que tiene problemas con el alcohol tienden a sufrir de hipo.
  • Ingerir picante con frecuencia. Las comidas demasiado picantes o con muchos condimentos suelen causar hipo.
  • Estrés. La causa de la mayoría de los problemas patológicos de mayor y menor magnitud.
  • Excitación y nerviosismo. Las emociones demasiado fuertes o constantes suelen causar el hipo.
  • Cirugías abdominales. Las cirugías abdominales pueden dejar ciertas secuelas en cuanto a al movimiento del diafragma.
  • Alteraciones nerviosas. Es posible que los nervios que controlan el diafragma se irriten o se alteren causando este movimiento involuntario.
  • Enfermedades neurológicas. Es posible que el problema venga del centro que controla todo nuestro cuerpo.

Tipos de hipo

Este trastorno puede hacerse presente de tres formas dependiendo de sus causas. Puede ser agudo teniendo una duración de no más de 48 horas y tiene una intensidad moderada, puede ser persistente y durar más de 48 horas, e intratable que puede tener una duración incluso de 2 meses o más.

Remedios caseros para quitar el hipo

En caso de presentar hipo agudo, puedes acudir a alternativas caseras que para algunos pueden resultar efectivas y para otros no.

  • Beber agua con la nariz tapada
  • Tener otro movimiento brusco involuntario como estornudar o toser
  • Respirar dentro de una bolsa de papel
  • Llevarse un susto
  • Flexionar las rodillas sobre la caja torácica
  • Darte un golpe en la espalda
  • Exhalar aire con la nariz y la boca cerrada

Fuente: comoblanquearlosdientes.org/remedios-caseros/

Leave a Reply