9 maneras de mejorar su salud mental hoy en día

La salud mental es mucho más que un diagnóstico. Es su bienestar psicológico general: la manera en que se siente acerca de sí mismo y de los demás, así como su capacidad para manejar sus sentimientos y lidiar con las dificultades cotidianas. Y aunque cuidar de su salud mental puede significar buscar apoyo y tratamiento profesional, también significa tomar medidas para mejorar su salud emocional por su cuenta. Hacer estos cambios, según los psicólogos en Móstoles dará sus frutos en todos los aspectos de su vida. Puede mejorar su estado de ánimo, aumentar su resistencia y aumentar su disfrute general de la vida:

Dígase algo positivo

Las investigaciones demuestran que la manera en que piensas sobre ti mismo puede tener un efecto poderoso en cómo te sientes. Cuando percibimos negativamente nuestro yo y nuestra vida, podemos terminar viendo las experiencias de una manera que confirma esa noción. En su lugar, practique el uso de palabras que promuevan sentimientos de autoestima y poder personal. Por ejemplo, en lugar de decir: «Soy un perdedor. No voy a conseguir el trabajo porque me equivoqué en la entrevista,» intente, «no me fue tan bien en la entrevista como me hubiera gustado, pero eso no significa que no vaya a conseguir el trabajo.

Escribe algo por lo que estés agradecido

La gratitud se ha relacionado claramente con la mejora del bienestar y la salud mental, así como con la felicidad. El método mejor investigado para aumentar los sentimientos de gratitud es llevar un diario de gratitud o escribir una lista diaria de gratitud. Por lo general, contemplar la gratitud también es eficaz, pero es necesario practicar con regularidad para obtener beneficios a largo plazo. Encuentra algo por lo que estar agradecido, deja que llene tu corazón y disfruta de ese sentimiento.

Concéntrate en una cosa (en el momento)

Estar atentos al momento presente nos permite dejar ir las emociones negativas o difíciles de las experiencias pasadas que nos agobian. Comience por concientizar sobre las actividades de rutina, como ducharse, almorzar o caminar a casa. Prestar atención a las sensaciones físicas, sonidos, olores o sabores de estas experiencias le ayuda a concentrarse. Cuando tu mente deambula, simplemente devuélvela a lo que estás haciendo.

Ejercicio

Su cuerpo libera endorfinas que alivian el estrés y estimulan el estado de ánimo antes y después de hacer ejercicio, razón por la cual el ejercicio es un poderoso antídoto contra el estrés, la ansiedad y la depresión. Busque pequeñas maneras de añadir actividad a su día, como subir por las escaleras en lugar de usar el ascensor o hacer una caminata corta. Para obtener el mayor beneficio, trate de hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día y trate de hacerlo al aire libre. La exposición a la luz solar ayuda a su cuerpo a producir vitamina D, la cual incrementa su nivel de serotonina en el cerebro. Además, el tiempo en la naturaleza es un reductor de estrés comprobado.

Coma una buena comida

Lo que usted come alimenta todo su cuerpo, incluyendo su cerebro. Los carbohidratos (en cantidades moderadas) aumentan la serotonina, un químico que ha demostrado tener un efecto calmante en su estado de ánimo. Los alimentos ricos en proteínas aumentan la norepinefrina, la dopamina y la tirosina, que ayudan a mantenerlo alerta. Y las verduras y las frutas están llenas de nutrientes que alimentan cada célula de su cuerpo, incluyendo aquellas que afectan los químicos cerebrales que regulan el estado de ánimo. Incluya alimentos con ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 (que se encuentran en el pescado, las nueces y la linaza). La investigación demuestra que estos nutrientes pueden mejorar el estado de ánimo y restaurar la integridad estructural de las células cerebrales necesarias para la función cognitiva.

Abrirte a alguien

Saber que eres valorado por los demás es importante para ayudarte a pensar más positivamente. Además, ser más confiado puede aumentar su bienestar emocional, porque a medida que usted mejora en encontrar los aspectos positivos en otras personas, usted se vuelve mejor en reconocer los suyos propios.

Haz algo por alguien más

La investigación muestra que ser útil a los demás tiene un efecto beneficioso en cómo te sientes sobre ti mismo. Ser servicial y amable – y valorado por lo que hace – es una gran manera de construir la autoestima. El significado que usted encuentra en ayudar a otros enriquecerá y expandirá su vida.

Tómate un descanso

En esos momentos en los que todo parece demasiado, apártate y haz cualquier cosa menos lo que te estresaba hasta que te sientas un poco mejor. A veces lo mejor es hacer un simple ejercicio de respiración: Cierre los ojos y respire profundamente 10 veces. Para cada uno, cuente hasta cuatro a medida que inhala, manténgalo durante un conteo de cuatro, y luego exhale durante otros cuatro. Esto hace maravillas casi inmediatamente.

Vete a la cama a tiempo

Un gran cuerpo de investigación ha demostrado que la privación de sueño tiene un efecto negativo significativo en su estado de ánimo. Trate de acostarse a una hora regular cada día y practique buenos hábitos para dormir mejor. Estos incluyen apagar las pantallas por lo menos una hora antes de acostarse, usar su cama sólo para dormir o para actividades relajantes, y restringir las bebidas cafeinadas para la mañana.