Prevención de la osteoporosis

El hueso es un tejido vivo en constante renovación. A partir de la edad de 30 a 35 años, los huesos comienzan a desmoronarse lentamente y pierden densidad. Usted pierde entre el 0.5% y el 1% de su masa ósea cada año. En las mujeres, durante los primeros 5 a 10 años después de la menopausia, la pérdida es del 2% al 5% por año. Por lo tanto, debe hacerse todo lo posible por preservar la masa ósea adquirida durante su juventud y por acumular el máximo capital óseo.

Cuanto mayor sea la reserva de masa ósea, mayor será la probabilidad de evitar la osteoporosis que puede ocurrir como resultado de la pérdida ósea normal relacionada con la edad.

Independientemente de su edad y sexo, el calcio es esencial para la salud de sus huesos. El ejercicio regular y la nutrición adecuada ayudan a mantener su salud. Para prevenir la osteoporosis, los adultos deben consumir 500 ml (2 tazas) de leche de vaca o un sustituto como la bebida de soya fortificada todos los días. A partir de los 50 años de edad, los adultos deben tomar tres porciones de leche o sustitutos de la leche y tomar un suplemento de calcio y vitamina D.

La vitamina D es esencial para la correcta absorción de calcio por el cuerpo. La leche es una de las principales fuentes alimenticias de vitamina D (esta fortificada), al igual que las bebidas de soya enriquecidas con calcio y vitamina D. El yogur y el queso son buenas fuentes de calcio, pero no contienen vitamina D (a excepción de algunos yogures y quesos hechos con ingredientes de leche fortificada).

La vitamina D esencial

La exposición al sol a la radiación UVB es la principal fuente de vitamina D. En Canadá, durante los meses de invierno, la ingesta de vitamina D es limitada. Pocos alimentos en la naturaleza contienen vitamina D, y estos últimos, especialmente el pescado graso, los hongos Shiitake y las ostras, no son muy populares.

La población depende en gran medida de la fortificación de los alimentos (leche de vaca y bebidas vegetales fortificadas) y los suplementos dietéticos para satisfacer sus necesidades de vitamina D.

Recomendaciones

Actualmente, las recomendaciones para el uso de la vitamina D están dirigidas a lograr una salud ósea óptima.

Sin embargo, cada vez más estudios demuestran que esta vitamina desempeña un papel importante en la prevención de muchas enfermedades crónicas, como la diabetes tipo 1, la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide y ciertos cánceres.

La Sociedad Canadiense del Cáncer aconseja a todos los adultos canadienses que tomen un suplemento diario de 1,000 unidades internacionales de vitamina D cada otoño e invierno. Las personas mayores, las que tienen la piel oscura, las que salen al aire libre por un período corto de tiempo y las que usan ropa que cubre gran parte de su cuerpo tienen más probabilidades de carecer de vitamina D, por lo que deben tomar suplementos durante todo el año. La evidencia actual sugiere que esta cantidad ayuda a reducir el riesgo de cáncer al minimizar los eventos adversos.

Leave a Reply