Cómo quitar rápidamente un chupetón

En ocasiones al estar con tu pareja las cosas se vuelven un poco más intensas y a tu chico o chica se le ocurre la genial idea de hacerte un chupetón,  esto evidentemente no nos da un aspecto ni bonito ni romántico, sino todo lo contrario.

Cuando descubrimos esa horrible marca morada en cualquier parte de nuestro cuerpo, generalmente en el cuello, lo primero que pasa por nuestra m ente es ¿cómo quitar chupetones?, y no sólo desaparecerlos, sino actuar de forma inmediata y continuar con nuestras actividades diarias normales sin que esto nos afecte. Afortunadamente existen soluciones muy prácticas a las que puedes acudir para esconder o eliminar esa horrible marca de amor.

Método frío

El método frío es uno de los más rápidos para solucionar este problema, pero debe ser aplicado justo después de que nos hagan el chupetón para que pueda darnos resultado. Este método consiste en aplicar frio en la zona del chupetón para así ayudar a mover el flujo sanguíneo, debido a que al hacer succión en una determinada parte de nuestro cuerpo o piel, los vasos sanguíneos se rompen y la sangre se coagula; la sensación de frío en esta zona es un mensaje que le damos a nuestro cuerpo para que envíe a un lado la sangre y evite que fluya por esta parte, para que de forma natural esta desagradable marca vaya reduciéndose. Es de suma importancia tener en cuenta que no se debe aplicar hielo directamente sobre la piel, sino a través de una tela o capa que impida el exceso de frio en la zona, ya que esto resulta perjudicial para nuestra salud.

Como aplicar este método

La forma de aplicarlo es muy sencilla, podemos colocar unas cucharas en el congelador para que se enfríen lo más rápido posible, o tomar varios cubos de hielo y colocarlos en una bolsa de plástico. Coloca la cuchara fría en la zona y cuando su temperatura empiece a subir, cámbiala por otra y mantén el frío constante en la zona; o coloca la bolsa de hielo en la misma. Este método se aplica durante unos 10 minutos. También puedes tomar un cubo de hielo y cubrirlo con un pedazo de tela de paño, algodón o cualquier tipo de capa que se interponga entre el hielo y la piel, y colocarlo en la zona del chupetón y sus alrededores durante aproximadamente unos 15 o 20 minutos, retirarlo durante unos minutos más, luego repetir la operación hasta que observes que el tamaño del chupetón va disminuyendo o desaparezca.

Sólo se puede recurrir a este método durante las primeras 48 horas, cuando la lesión aún esta reciente; es un método que puede ayudarnos a disminuir la coloración, el dolor e incluso a prevenir cualquier otro trauma adicional que pueda generar el chupetón.

Y aunque existan este tipo de alternativas que ayudan a solucionar estos problemas, la mejor forma de no padecer sus consecuencias es evitarlos. Hazle saber a tu pareja que no te agradan este tipo de juegos y que incluso pueden ser perjudiciales para tu salud.

Leave a Reply