Té de jengibre como adelgazante

El jengibre puede ayudarle a perder peso. Se sabe que la especia estimula el metabolismo. Exactamente esta propiedad es muy beneficiosa para una dieta. En forma de té o agua de jengibre, la bebida puede contribuir a la pérdida de peso de dos maneras: quemando calorías y ayudando al cuerpo a eliminar toxinas y contaminantes.

Efecto: Té de jengibre como suministro líquido

Cuando se pierde peso, ayuda a beber mucha agua. Eso recomienda casi todas las dietas. Sin agua nuestro cuerpo no funciona, lo necesita especialmente para el metabolismo. Las sustancias tóxicas y nocivas se excretan a través de los riñones con la ayuda de líquidos. Si no hay suficiente agua, las sustancias peligrosas pueden permanecer en el cuerpo y causar daños.

Exactamente tales sustancias se producen durante la quema de grasas. Para sacarlos de su cuerpo tan pronto como sea posible, usted debe tomar suficiente líquido. El té de jengibre no sólo puede ser utilizado como fuente de agua, sino que también puede estimular el metabolismo, que quema calorías adicionales.

¿Cómo le ayuda el jengibre a perder peso?

Por supuesto, usted no puede perder peso simplemente tomando té de jengibre. Una dieta adecuada requiere una dieta consciente y mucho ejercicio. Pero el té con especias puede ayudarle en su camino hacia el peso deseado. Las sustancias calientes en el jengibre aumentan la temperatura de funcionamiento del cuerpo y por lo tanto aceleran notablemente el metabolismo – similar al chile.

Este efecto fue confirmado en un estudio realizado por la Universidad de Columbia en Nueva York. La digestión de la grasa en el intestino también es apoyada por el jengibre. La especia estimula la producción de ácido gástrico, lo que también permite que otros alimentos puedan ser digeridos más rápida y fácilmente. Todos estos procesos contribuyen al hecho de que más productos de desecho pueden ser excretados del cuerpo. El té de jengibre y el agua de jengibre también tienen un efecto desintoxicante.

La preparación de té de jengibre

El té de jengibre está disponible en bolsitas. Pero también puede comprar el tubérculo fresco y preparar su propio té. Preste atención a la apariencia y consistencia de los tubérculos de jengibre: Deben tener un color marrón claro y ser firmes y firmes. Si el tubérculo es blando o huele a humedad, déjelo en paz.

Si usted tiene un tubérculo de jengibre fresco en casa:

  • Cortar dos o tres rebanadas de ella – es suficiente para una tetera entera.
  • Vierta agua hirviendo sobre las rebanadas y deje que el té se infunda durante cinco a diez minutos, dependiendo de su gusto.
  • El jengibre es relativamente aromático e incluso puede llegar a ser demasiado picante para algunas personas. Por lo tanto, tómese su tiempo para acostumbrarse al té y déjelo solamente dibujar por un corto tiempo al principio.
  • Con un chorrito de zumo de limón se puede degustar el té, un poco de miel le da un ligero sabor dulce.
  • El té se puede tomar caliente o frío.

Leave a Reply