¿Cuáles son los tipos de colitis?

Cuando hablamos de colitis hacemos especial referencia a cualquier tipo de inflamación que pueda sufrir el colon, pues existen una gran cantidad de enfermedades que pueden causar este padecimiento. Esta enfermedad tiene tendencia a iniciar en la zona rectal y se extiende hacía el  intestino grueso, sin embargo nunca se ha presentado un caso en el que la enfermedad se expanda hacia el intestino delgado.

En el presente post daremos información un poco más detallada sobre esta enfermedad, pues son varios los tipos en los que se presenta y además compartiremos los tratamientos para la colitis más efectivos que existen, pues esta enfermedad no se cura y afecta a ambos géneros por igual, además a todas las edades, es por esta razón que conocer esta información es de gran valor e importancia.

¿Cuáles son los tipos más comunes de colitis?

Colitis Ulcerosa se caracteriza por la presencia de ulceras en las paredes internas del colon, cuando esta enfermedad se complica gravemente puede destruir las paredes intestinales y esto se conoce como Colitis Toxica.

Colitis Psudomembranosa esta se da cuando se abusa del consumo de algún medicamento, especialmente los antibióticos.

Colitis Granulomatosa es una de las más raras pues se presenta cuando el organismo es atacado por su propio sistema de defensas y destruye los tejidos intestinales.

Colitis Hemorrágica esta es contagiada por una bacteria Escherichia Coli que infecta al colon y produce fuertes diarreas y dolores.

Algunos tratamientos para la colitis

Como hemos mencionado anteriormente esta enfermedad es incurable, sin embargo con la ayuda de diferentes tratamientos se pueden aliviar los síntomas considerablemente, incluso pueden desaparecer sin son tratados adecuadamente y sin perder la constancia.

Algunas colitis son tratadas con medicamentos e incluso con cirugía, algunas otras se alivian empleando esteroides e inmunosupresores, aunque existen algunas soluciones más simples entre las cuales podemos mencionar: beber abundante agua, evitar ingerir cualquier tipo alimentos grasos, comer moderadamente alimentos con abundante fibra o lácteos, además el consumo de frutas es importante para prevenir esta enfermedad especialmente de manzanas.

Leave a Reply